Conociendo a Capricornio

Capricornio (capricornus en latín) es el décimo signo del zodiaco occidental y comprende las fechas entre el 23 de diciembre y el 21 de enero. Está representado por una cabra y su signo es ♑.  Originalmente simbolizaba a la cabra Amaltea, que fue la cabra que amamantó a Zeus mientras éste se escondía de su padre Cronos, quien devoraba a sus hijos. Esta casa representa las aspiraciones de autonomía y la capacidad de utilizar la independencia personal así como el éxito profesional y social. Los capricornio son luchadores y el signo más resistente del zodiaco. Representan la razón y la fuerza en las decisiones. Son capaces de razonar con serenidad sobre todos los aspectos de su vida, conscientes de las dificultades reales que se enfrentan para conseguir sus objetivos y son capaces, por tanto, de sacrificar los placeres inmediatos a fin de llegar a las metas más importantes y duraderas.

Capricornio es un signo cardinal ya que inicia una de las estaciones, el invierno en el hemisferio norte y el verano en el hemisferio sur. Esta característica de inicio hace que un capricornio tenga facilidad para emprender acciones. Como contrapunto, un capricornio es desconfiado y suele funcionar de manera independiente, autónoma, sin dejar detalles importantes al azar o en manos de los demás. Los capricornio son, además, materialistas en exceso ya que dan mayor valor a los aspectos pragmáticos que puedan garantizar su seguridad futura. Sin embargo, este pragmatismo ascético puede también llevarlos por un camino espiritual y filosófico. Estas características tan cerebrales hacen que los capricornio sean pesimistas y melancólicos desde muy jóvenes ya que no se prestan al juego y la diversión sino que afrontan sus responsabilidades (sin embargo, ya de adultos, con sus metas conseguidas se sienten más libres y despreocupados por habérselas asegurado). De cara a las relaciones personales, su excesivo sentido de la moral, unido al autocontrol que domina su emotividad, le impiden a menudo entender a los demás y mostrar, por tanto, compasión hacia sus problemas. Una vez se ha forjado amistad con un capricornio uno puede estar tranquilo de que ésta durará ya que un capricornio siempre mostrará constancia, dedicación y fidelidad al amigo.

Capricornio es un elemento de tierra, lo que le da determinación, paciencia y fuerza para trabajar incansablemente y lograr su principal meta: una posición de relevancia en la que poder desarrollarse profesionalmente y que le garantice la seguridad económica que necesita para ser feliz. El pragmatismo de la tierra permite a un capricornio vivir de manera sencilla y poder dedicarse con constancia, firmeza y paciencia a la consecución de sus objetivos vitales. Es así poco sociable, introvertido y reflexivo y dependiente de lo que le dicen sus sentidos y la razón, lo que hace que de este signo salgan grandes científicos. Saturno es el planeta de capricornio y representa la racionalidad y el pesimismo y la personalidad desconfiada y solitaria. Este planeta tiene fama de ser maléfico debido a estas características de renuncia pero también implica madurez y sabiduría para afrontar la vida.

Artículos Relacionados


Anterior

La energía inigualable de Sagitario

Siguiente

El desbalance de Libra